CIAD - Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo | Culiacán
HomeNoticiasTANINOS: ¿ANTINUTRIENTES O MOLÉCULAS CON POTENCIAL BENÉFICO?

TANINOS: ¿ANTINUTRIENTES O MOLÉCULAS CON POTENCIAL BENÉFICO?

TANINOS: ¿ANTINUTRIENTES O MOLÉCULAS CON POTENCIAL BENÉFICO?

Los taninos, compuestos presentes en diferentes plantas, son moléculas complejas conformadas por alrededor de 12 a 16 grupos fenólicos, lo cual les otorga gran capacidad de interaccionar con otras moléculas de interés biológico (Hassanpour et al., 2011). En su gran mayoría, se dividen en taninos hidrolizables y taninos condensados.

Los taninos tienen funciones de defensa en las plantas, ya que poseen propiedades astringentes y antinutrimentales (que interfieren con la absorción de nutrientes), como la capacidad de ligarse a las proteínas de la dieta, impidiendo su absorción, lo cual confiere a la planta protección contra herbívoros e insectos. Sin embargo, estas características también son de interés para los sectores de alimentos y de la salud; se ha reportado que, bajo dosis adecuadas de 1.5 a 2.5 gramos al día, los taninos presentan propiedades benéficas sin llegar a ser antinutrimentales (Sharma et al., 2019).

Algunos de los alimentos en los que se encuentran presentes los taninos son las uvas, manzanas, bayas, arándanos, sorgo, cacao, avellanas, nueces, canela y bebidas como el vino tinto (Vázquez-Flores et al., 2012).

Diferentes estudios atribuyen propiedades benéficas a los taninos, como su capacidad antioxidante, reducción del estrés oxidativo, prevención del envejecimiento celular, así como un factor antiproliferativo, reductor o con capacidad de cesar la multiplicación de células cancerígenas (Gomes de Melo et al., 2010).

Asimismo, se ha reportado que también tienen propiedades antinflamatorias y ayudan a regular la expresión de ciertos genes (Nf-kb) relacionados con este proceso, por lo que evitan que se presenten otro tipo de daños en el organismo por la inflamación (Husain et al., 2018). De igual forma, se ha asociado su gran capacidad para regular los niveles de glucosa al promover incremento en la captación de la misma en la célula (Sharma et al., 2019).

Hablando de taninos específicos podemos mencionar a la epicatequina, la cual posee capacidad de reducir la glucosa sanguínea al promover la regeneración de las células β del páncreas (Kim et al., 2003); la molécula epigalocatequina galato, por su parte, reduce la absorción de glucosa ingerida en la dieta (Kao et al., 2000) y también regula la absorción de glucosa por parte de hepatocitos, posiblemente por la regulación del estado redox (reducción de oxidación), con lo que evitan el daño celular por estrés oxidativo (Bagchi et al., 2003).

Una de las fuentes comunes de taninos es el té negro, en el cual se ha reportado que las catequinas inhiben enzimas relacionadas con la digestión de los carbohidratos como la α-glucosidasa y, de esta forma, regulan su disponibilidad y absorción de nivel intestinal (Kumari y Jain, 2012).

Otro de los atractivos que representan los taninos se encuentra a nivel industrial, ya que también contribuyen al sabor y la palatabilidad (disfrute del sabor) de los vinos y alimentos por su propiedad astringente, al curtido de pieles en la industria textil y en la producción de tintas y colorantes, así como en la industria farmacéutica, donde son parte de la formulación de agentes antidiarreicos, antibacteriales, antivirales, inhibidores de enzimas, hepatoprotectores y vasodilatadores, entre otros (Isaza, 2007).

En conclusión, es importante resaltar que, aunque los taninos poseen potencial antinutrimental, si estos se consumen en dosis por debajo de los 2.5 gramos se logra conservar las aportaciones benéficos sin llegar al efecto negativo. Algunos de los alimentos que tienen mayor concentración de taninos son los frutos con colores vivos en su cáscara, como las bayas, uvas, arándanos, etc. Es por ello por lo que el consumo de alimentos que contengan taninos (sin exceder los 2.5 gramos) puede traer beneficios a la salud en la prevención de enfermedades relacionadas con el estrés oxidativo y de algunos padecimientos crónicos como la diabetes, la obesidad y el síndrome metabólico. Asimismo, es indispensable continuar con investigaciones que brinden bases científicas sobre las diferentes propiedades de los taninos y sus posibles usos en la vida cotidiana, así como los tipos de taninos presentes en los alimentos y su concentración en sus diferentes partes.

Referencias

Bagchi, D., Sen, C. K., Ray, S. D., Das, D. K., Bagchi, M., Preuss, H. G. y Vinson, J. A. (2003). Molecular mechanisms of cardioprotection by a novel grape seed proanthocyanidin extract. Mutation Research/Fundamental Molecular Mechanisms of Mutagenesis, 523, 87-97. doi: https://doi.org/10.1016/S0027-5107(02)00324-X.

Gomes de Melo, J., De Sousa Araújo, T. A., E Castro, T. N. de A., Lyra de Vasconcelos Cabral, D., Do Desterro Rodrigues, M., Carneiro do Nascimento, S., Cavalcanti de Amorim, E. L. y De Albuquerque, U. P. (2010). Antiproliferative activity, antioxidant capacity and tannin content in plants of semi-arid northeastern Brazil. Molecules, 15(12), 8534-8542. doi: 10.3390/molecules15128534.

Hassanpour, S., MaheriSis, N. y Eshratkhah, B. (2011). Plants and secondary metabolites (Tannins): A Review. International Journal of Forest, Soil and Erosion, 47-53.

Husain, I., Akhtar, M., Shaharyar, M., Islamuddin, M., Abdin, M. Z., Akhtar, M. J. y Najmi, A. K. (2018). High-salt-and cholesterol diet-associated cognitive impairment attenuated by tannins-enriched fraction of Emblica officinalis via inhibiting NF-kB pathway. Inflammopharmacology, 26(1), 147-156. doi:https://doi.org/10.1007/s10787-017-0437-x.

Isaza, J. H. (2007). Taninos o polifenoles vegetales. Scientia et technica, 1(33).

Kao, Y.-H., Hiipakka, R. A. y Liao, S. (2000). Modulation of endocrine systems and food intake by green tea epigallocatechin gallate. Endocrinology, 141(3), 980-987. doi: https://doi.org/10.1210/endo.141.3.7368.

Kim, M.-J., Ryu, G. R., Chung, J.-S., Sim, S. S., Rhie, D.-J., Yoon, S. H., Hahn, S. J., Kim, M.-S. y Jo, Y.-H. (2003). Protective effects of epicatechin against the toxic effects of streptozotocin on rat pancreatic islets: in vivo and in vitro. Pancreas, 26(3), 292-299. doi:10.1097/00006676-200304000-00014.

Kumari, M. y Jain, S. (2012). Tannins: An antinutrient with positive effect to manage diabetes. Research Journal of Recent Sciences, 2277, 2502.

Sharma, K., Kumar, V., Kaur, J., Tanwar, B., Goyal, A., Sharma, R., Gat, Y. y Kumar, A. (2019). Health effects, sources, utilization and safety of tannins: A critical review. Toxin Reviews, 1-13. doi:https://doi.org/10.1080/15569543.2019.1662813.

Vázquez-Flores, A. A., López-Díaz, J. A., Wall-Medrano, A. y Laura, A. (2012). Taninos hidrolizables y condensados: naturaleza química, ventajas y desventajas de su consumo. Tecnociencia Chihuahua, 6(2), 84-93.

Colaboración de Luis Aurelio Montoya Inzunza, estudiante del posgrado en ciencias, y Erick Paul Gutiérrez Grijalva, investigador de Cátedras Conacyt asignado a la Coordinación Regional del CIAD en Culiacán

Rate This Article

webmaster@ciad.mx

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.